martes, 10 de enero de 2012

AÑO NUEVO, BUENAS NUEVAS CHESTERTONIANAS

Nació este nuevo año de 2012 sin demasiadas noticias de graves catástrofes -salvo las ya consabidas de la economía, que parecen no tener remedio- y, antes de que pasen más días y me alcance ese fin del mundo que se anuncia en calendarios mayas y a mí se me antoja una nueva filfa de los agoreros y falsarios de turno, quería venir a saludaros, a fin de dejar constancia de mis mejores deseos de año nuevo para todos vosotros, amigos, y para vuestras familias. Que durante este año Dios os colme de toda clase de bendiciones y seáis felices, viviendo la vida con salud, alegría, paz y amor.

Aprovecho el escrito para comentar un par de novedades chestertonianas. Es año nuevo y, por fortuna, hay muchas y buenas nuevas en lo que se refiere a nuestro admirado G. K. Chesterton. Os las iré comentando sin mucho orden y concierto, pero quedará bien sazonado el plato, ya que los ingredientes son de gusto exquisito y para nada grasos o pesados. Al revés, el menú que voy a ofreceros sin duda os sabrá a poco, pero os sabrá delicioso.

En primer término, debemos celebrar que el Club Chesterton de la Universidad CEU San Pablo de Madrid va a organizar un congreso en Madrid para conmemorar el 75 aniversario de la muerte de Chesterton, que se cumplió en el año de 2011.

A ese magnífico evento van a asistir algunos de los más famosos y reputados chestertonianos de la actualidad, como son Dale Ahlquist (en la foto de al lado), que es el Presidente de la American Chesterton Society; el Padre Joseph Pearce, uno de los mejores biógrafos de Chesterton, a quien he citado en la entrada anterior a esta; y Aidan Mackey, fundador del Centro de Estudios G. K. Chesterton, de Oxford, y excelso conocedor de la vida y la obra de G.K.


El congreso se celebrará
en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU San Pablo, entre el 27 y 28 de febrero de 2012. Es interesante añadir que pueden presentarse comunicaciones hasta el 16 de enero, con lo cual aquellos lectores y apasionados de la obra de Chesterton pueden contribuir con su granito de arena para festejar la singular efeméride en nuestra tierra. En el enlace podéis pinchar para leer el programa completo del congreso G. K. CHESTERTON, 75 AÑOS DESPUÉS DE SU MUERTE.

Otra buena nueva chestertoniana de indudable interés la hallamos en las páginas de la web del Padre Javier Alonso Sandoica. Se trata de un ameno y penetrante artículo sobre uno de los temas centrales acerca de la vida de Chesterton y es su conversión al catolicismo. En este artículo, titulado precisamente "¿Por qué Chesterton se convirtió al catolicismo?", el P. Javier Alonso -el famoso y simpático cura de la tele- hace un recorrido por la vida de nuestro autor y enumera las razones que le llevaron a dar el paso más importante de su vida, su conversión en 1922, hecho aquel que fue tan incomprendido por varios de sus contemporáneos como crucial para sellar definitivamente su pensamiento y su ideario vital. Merece la pena que, si tenéis tiempo, le echéis un vistazo a ese texto, al que os remito en el enlace de arriba. No podríamos entender la mayor parte de la obra chestertoniana sin comprender el alcance que tuvo esa conversión en su vida.

Otra novedad chestertoniana de estas navidades nos la trajo nuestra querida amiga Zambullida, a través de Zenit. El 8 de diciembre pasado el periodista alemán Alexander Kissler presentó Navidad con Chesterton. La velada literaria, en la serie Domspatz Soirée, se celebra en el Movimiento Cultural de Munich, Alemania. Domspatz Ragg promueve la cultura cristiana a través de sus propios eventos y publicaciones. En la velada se dieron a conocer textos humorísticos de Chesterton, muchos de ellos de reciente aparición en alemán, con su crítica del consumo hueco, que hoy nos resulta más oportuna que nunca. La Navidad recorre gran parte de la obra de G. K. Chesterton, sea en sus artículos periodísticos, sea en sus poemas, algunos de los cuales, de tema navideño, he publicado aquí mismo en años anteriores.

Por último, cabe añadir a este desordenado florilegio de noticias chestertonianas la de que, al ser este el año del 200 aniversario del nacimiento del célebre autor Charles Dickens, sin duda alguna el mejor novelista inglés del siglo XIX, sería muy recomendable releer (o tal vez leer, si es que no la habéis leído) la excelente y elogiosa biografía que Chesterton le dedicó en 1906. Esta biografía, como todas las de su autor, rebosa conocimiento sobre el personaje y su obra y destaca por su originalidad (no se busquen en ella el consabido mareo de fechas y el agobiante aparato crítico de notas propio de otras biografías) y por su feliz descubrimiento del auténtico relieve de Dickens en las letras inglesas. Para aquellos lectores que se manejen con el inglés, pueden acceder on-line a esa excelente y amenísima biografía en este enlace

Nada más (y nada menos), por el momento, amigos. Que Dios os bendiga siempre y la Santísima Virgen os guarde de todo mal y viváis un año lleno de dichas, sean grandes o pequeñas, en compañía de todas aquellas personas que os quieren. 

Nos leemos en la próxima entrada del blog, en la que volveremos de la mano del Padre Brown. Hasta pronto.

4 comentarios:

Zambullida dijo...

Leí la biografía de Dickens hace unos años, en la versión de la editorial Acantilado. Ahora, lo que hace falta es que me lea alguna de sus novelas (tengo un par de ellas, en inglés).

El Congreso tiene buena pinta. Hoy por hoy, no lo veo factible, pero ya sabes que nada hay imposible.

Echaré un vistazo, sin falta, al artículo del Padre Javier.

P.D.: Ni me acordaba de lo la Navidad. Gracias por la mención

FRAN dijo...

Me alegra que ya conozcas esa biografía de Chesterton. Es muy recomendable, aunque aún me parecen mejores las que dedicó a San Francisco de Asís y Sto. Tomás de Aquino.

Gracias por pasarme la noticia de Zenit. Realmente interesante. La Navidad está muy presente en la obra de Chesterton.

Besos

Zambullida dijo...

Las biografías que mencionan son fantásticas. En concreto, la de San Francisco de Asís fue lo primero que leí de Chesterton.

FRAN dijo...

¿Verdad que es una biografía maravillosa? Me alegra coincidir contigo. Muchas gracias por tu amable recomentario, amiga Zambullida. ¡Barra libre para ti, jejeje!

Saludos, con todo mi afecto