sábado, 26 de marzo de 2011

CHISPAZOS PRIMAVERALES

Ha llegado la primavera, tras febrerillo "el loco" y un marzo realmente movido y calamitoso en el ámbito de las noticias internacionales. Aunque la primavera alegra con su festival de flores y de buen tiempo, varios han sido los asuntos que han venido ocupando (y aún ocupan) las portadas de los medios de comunicación. Estos chispazos primaverales de actualidad quisieran glosar esas noticias y daros con ellos la opinión de este humilde bloguero. Helos aquí.

* * * * * * *
En España ha causado mucho revuelo la tentativa de "Sortu" (nueva marca de Batasuna, el brazo político de la ETA) para ser legalizada como formación política que se presente a las elecciones autonómicas y municipales de mayo. Por ahora, parece que no va a ser legalizada, pero uno nunca sabe a qué atenerse con la justicia española y mucho menos con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que parece dispuesto a transigir con "Sortu" (así se han pronunciado algunos de sus líderes, en especial del País Vasco), so capa de unas declaraciones en las que supuestamente reniegan de la violencia. No ha sido tal y, como siempre, los batasunos, etarras camuflados de políticos, han usado un lenguaje lo suficientemente ambiguo como para aparentar lo que no son en realidad. Veremos qué pasa y si son legalizados al final o no. Lo que es cierto, hablando de las elecciones, es que todos los sondeos parecen dar una aplastante victoria del PP de Mariano Rajoy sobre el Psoe en las grandes capitales y ciudades de nuestro país. Harían bien los del PP en no fiarse mucho de las encuestas, que luego les pasa lo que les pasa. Uno ya ha vivido bastante como para saber que se debe desconfiar de esas encuestas y huir del triunfalismo. En mayo se aclararán todas estas incógnitas.

* * * * * * *

Mientras anda así de revuelto el Ruedo Ibérico, en el mundo se han vivido días de miedo y pánico, a cuento del desastre del terremoto y del tsunami en Japón que tantos muertos, heridos y destrozos ha dejado en el admirable país nipón. Lo más grave, como todos sabéis, han sido los daños que el tsunami ha provocado en la central nuclear de Fukushima, nombre que se ha hecho tristemente célebre en todo el mundo. Lo mejor ha sido el ejemplarísimo comportamiento del pueblo japonés, que ha dado a todo el mundo una lección de civismo, de serenidad y de templanza ante todas las adversidades que han sufrido. Fueron días terribles, pero más terrible y terrorífica fue la ligereza con la que algunos medios y políticos occidentales han tratado el asunto, en especial cierto prócer de la UE que calificó la situación de "apocalíptica", creando un alarmismo feroz e innecesario. ¡Así va la UE, con semejantes memos al frente!

* * * * * * *


No paró ahí marzo con su carga de noticias trágicas. Porque el asesino coronel Gadafi, ante la revuelta cívica y urgente de sus compatriotas, respondió matando y masacrando a los rebeldes, atacando a su propio pueblo con tal de mantenerse en la poltrona del poder. Como siempre, la ONU y los demás organismos internacionales han demostrado una reacción tan lenta que, poco más, y no queda nadie que proteger o salvar. EEUU, Francia y los demás aliados han organizado una "Odisea del amanecer" cuyos objetivos desconocemos: al principio, parecía que iban a Libia a desalojar a Gadafi del poder; ahora, no sabemos si van a proteger al pueblo o a proteger sus intereses comerciales, y de dominio sobre la región, como parece es la intención de Francia. Y aquí en España, los antaño combativos actores y demás gente de la farándula bajo la pancarta del "No a la guerra" parece se han quedado en casa porque esto no es como lo que se organizó contra Irak. Diferencias entre uno y otro conflicto las hay, quién lo duda, pero ¿dejan los dos de ser guerras, por muy justas que nos resulten? Bien está que se eche del poder a Gadafi y que nuestro ejército colabore en ello, pero que no nos engañen los pancarteros del "No a la guerra", que no mientan más y dejen la fantasía para sus películas y su cine que, por suerte o por desgracia, cada vez ven menos personas.

* * * * * * *


Y para terminar por hoy, que no falte el "Chesterchispazo". Por el blog de L'Uomo vivo (cari amici italiani) nos enteramos de que ha salido editada en español la biografía que Chesterton escribió sobre el pintor George F. Watts, que tanto hemos querido leer desde hace años. Este librito de Chesterton fue muy elogiado por Borges y constituye una de sus mejores biografías. Parece que Enrique G. Máiquez ha estado a cargo de la edición y traducción. En cuanto la tenga en mis manos y la lea, os haré llegar la reseña, si el tiempo me respeta y está en la voluntad de Dios. Hasta entonces, disfrutad de los libros de GKC y de todos vuestros autores favoritos.

Hasta que nos volvamos a encontrar. Cuidaos mucho. Gracias por leer estas páginas. Os deseamos lo mejor. Que Dios os bendiga y la Virgen os proteja siempre.

2 comentarios:

Zambullida dijo...

Marzo está siendo, sin duda, un mes convulso. Dejando España de lado, la aventura de Libia no convence a nadie, aunque no todos se atrevan a pronunciarse al respecto. Por otra parte, las informaciones que nos han ido llegando desde Japón han sido bastante alarmistas. Los medios de comunicación tienden a magnificarlo todo, pues no hacen sino retroalimentarse a sí mismos. Si una escucha cualquier canal de noticias durante varias horas seguidas, tiende a pensar que el mundo está a punto de desintegrarse. Lo que resulta menos comprensible es la actitud de aquel político europeo que sembró el pánico en todas las bolsas. Me quedo con el admirable comportamiento del pueblo japonés y con esa prometedora biografía de Chesterton. Tan pronto pueda ( no siempre uno puede comprarse cuanto desea), me haré con ella. Espero, no obstante, leer tu reseña. Cuando puedas, Fran, cuando puedas.

Un abrazo.

P.D.: A mí esta meteorología loca me gusta. Estas tormentas primaverales tienen mucho encanto.

FRAN dijo...

Muchas gracias, amiga Zambullida, por tu amable y extenso comentario. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Ahora voy a visitarte.

Saludos