martes, 6 de julio de 2010

LOS CHESTERTONS

Por una de esas casualidades de la vida, ayer me encontraba acompañando a mi mujer en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid y nos acercamos a la Librería porque ella buscaba unos libros para un trabajo de investigación que está realizando. Aproveché el momento para ver qué libros de Chesterton podrían tener y descubrí que contaban en sus vitrinas con un montón de volúmenes del escritor inglés pero lo que no podía sospechar es que encontraría un libro detrás del que andaba desde hacía algún tiempo. 

Se trataba de Los Chestertons (The Chestertons, cuya edición original es de 1941; la traducción española es de 2006, publicada por la editorial Renacimiento, con la traducción de Miguel Rivera y prólogo de José Julio Cabanillas), un volumen de memorias escrito por Mrs. Cecil Chesterton, es decir, la esposa de Cecil Chesterton, el hermano menor de Gilbert, y que se llamaba Ada Jones.

Ada Elizabeth Jones (1888-1962) era una joven periodista inglesa que en los primeros años de siglo conoció a los hermanos Chesterton en la famosa Fleet Street, la calle donde estaban la mayoría de los periódicos ingleses de la época. Con ellos y también con su familia, con los padres de aquellos dos hermanos, Edward Chesterton y Marie Louise Grosjean, compartió muchos momentos de su vida. Esos recuerdos fueron los que reunió en su libro sobre Los Chestertons, donde dio a conocer detalles inéditos sobre el carácter de los hermanos y en el que nos refiere anécdotas poco conocidas. 

En la introducción del libro nos adelanta que se había escrito muy poco sobre las facetas humanas del carácter de Gilbert: "su gozo en juegos pueriles; la grandeza de su conversación íntima; su locuras juveniles". Asimismo, nos descubre la personalidad de Cecil, su esposo, para contarnos "las causas por las que luchó con ardor, las manifestaciones de su valor y resistencia, la irresisitible atracción de su personalidad..." Por estas razones y, como retrato de toda una época, la del fin de la era victoriana y la de la Gran Guerra de 1914, así como los periodos que las precedieron y siguieron, este libro es una lectura muy recomendable para todos aquellos que se interesen por ambos escritores ingleses y por su historia.

Ada Jones escribió el libro en pleno desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, cuando ya ambos hermanos habían fallecido (primero Cecil, por culpa de la enfermedad de las trincheras que murió en Francia en 1918; Ada apenas tuvo tiempo de ir a ver cómo su esposo expiraba; más tarde, Gilbert, en 1936, poco antes de que empezase la Segunda Guerra Mundial). 

Ada Jones redactó el libro bajo los bombardeos alemanes y se vio obligada a abandonar su casa, bajo amenaza de ruina, dejándose allí el manuscrito. Más adelante pudo volver y, en un acto de valentía, pudo recuperar las notas que iban a componer el libro sobre Los Chestertons. A ese coraje le debemos la posibilidad de conocer el lado íntimo de los hermanos Gilbert y Cecil Chesterton, así como anécdotas de su familia y del mundo periodístico de la Inglaterra del primer tercio del siglo XX.

Espero que este leve anticipo de reseña os haya parecido interesante. Como es evidente, aún no he podido leer el libro completo, pero cuando lo haga publicaré una reseña como Dios manda para ofrecérosla aquí. Será una de mis lecturas de verano. Es que me hacía ilusión el daros noticia de este pequeño descubrimiento. 

Os deseo que paséis un feliz verano, que descanséis, que leáis libros y compartáis buenos momentos con vuestras familias y amigos. Hasta muy pronto. Que Dios os bendiga.

2 comentarios:

Zambullida dijo...

¡Qué interesante lo que cuentas, Fran! Ese libro es, sin duda, un gran hallazgo. Gracias.

FRAN dijo...

Gracias por la visita, amiga Zambullida. Te voy a echar mucho de menos.
Besos