lunes, 14 de junio de 2010

CHISPAZOS CASI VERANIEGOS

Apenas faltan diez días para que comience oficialmente el verano, aunque con los trastornos climáticos de las últimas semanas uno no puede asegurar si estamos ya en verano o en primavera o en vaya usted a saber qué. Antes de que nos pille el verano con sus calores, me apetecía dejar aquí constancia por escrito de algunos chispazos de actualidad, para que los comentemos entre todos, si os parece bien.

* * * * * * *
Las últimas encuestas -las de los diarios El Mundo, El País y el Abc, entre otras- señalan que el PP obtendría una holgada mayoría, tal vez mayoría absoluta, si durante estos días se celebraran elecciones generales. Pero hace bien poco esas diferencias entre Psoe y PP no eran tan abultadas. Parece que ha sido el famoso "tijeretazo" del Gobierno -impuesto por las autoridades europeas- lo que ha precipitado ese brusco cambio en la opinión pública. Quedan aún dos años de Legislatura y puede pasar de todo, pero ese desgaste en el Psoe resulta algo difícilmente reversible. Al Gobierno le queda por sacar la reforma laboral y no lo tendrá fácil, habida cuenta de las demandas sindicales. Precisamente hoy mismo los sindicatos CCOO y UGT han anunciado la convocatoria de una huelga general, tal vez para después del verano. Quién sabe si la harán o no, visto el fiasco que supuso la huelga de funcionarios del pasado día 8. Veremos en qué queda todo, pero se avecina un otoño caliente.

* * * * * * *

Hablando de elecciones, acaban de concerse los resultados de las elecciones en Bélgica. Han ganado los separatistas flamencos del NV-A (Nueva Alianza Flamenca) y parece que las perspectivas de gobierno son complicadas. Además, en julio Bélgica asume la presidencia europea y puede que para entonces no hubiera formado un gobierno. Es lamentable que un país tan avanzado culturalmente como Bélgica se encuentre al borde de la desaparición por culpa de las eternas concesiones a los nacionalistas. Algo parecido a lo que puede pasar aquí si no se pone freno a las ansias de los separatistas. Por eso será difícil que Astérix pueda volver a viajar a Bélgica...

* * * * * * *

El día 11 comenzó el Mundial de Fútbol en Sudáfrica. Las miradas de millones de aficionados al balompié estarán pegadas de los televisores durante un mes. La selección española ya está en Sudáfrica y en esta ocasión existe una especie de confianza y optimismo generalizados sobre las posibilidades de España de ganar la copa del mundo. Con tal de que no se haga el ridículo y se realice un buen papel, yo me conformo, aunque ojalá podamos gritar "España, España" como campeona del mundo el día 11 de julio. Un amigo nuestro, el gran bloguero y escritor Alcides, del blog Los caminos del viajero, ha dejado escrito un pensamiento decididamente acertado: Un deseo para el espectáculo-evasión, alias campeonato mundial de fútbol del año 2010: que gane España y que pierda ‘la roja’. Que así sea.

* * * * * * *

Y para terminar, el chispazo chestertoniano. Hoy, día 14 de junio, hace exactamente 74 años desde el fallecimiento de Chesterton. Fue una pérdida muy sentida por su esposa, Frances Blogg, sus amigos -especialmente Hilaire Belloc- y hasta sus rivales dialécticos y literarios. No quería que pasase este día sin un recuerdo y una oración por el eterno descanso del alma del genio inglés, aunque tengo para mí que ya descansa en el seno de Dios, junto a los suyos, y seguramente siga dialogando sobre esto, aquello y lo de más allá, en una conversación infinita e infinitamente animada. 

Gracias por vuestra paciencia al leer estas líneas. Como siempre, os deseo lo mejor. Cuidaos mucho, que Dios os bendiga y hasta la próxima.

2 comentarios:

Zambullida dijo...

No me gusta el fútbol, pero me gustaría que España ganara el Mundial. A todos nos vendría muy, muy bien.

A Chesterton, me da la impresión, de que le hacen falta pocas oraciones. Prefiero, antes bien, solicitar su intercesión; seguro que disfruta de un lugar privilegiado en el Cielo.

FRAN dijo...

Gracias por tu comentario, Zambullida.

Entiendo que no te guste el fútbol: a veces puede ser muy aburrido y el Mundial, al menos de momento, no está brillando por su calidad.

Siempre se necesitan las oraciones, aunque es verdad que a estas alturas seguramente nuestro amigo ande ya por el séptimo cielo.